miércoles, 9 de marzo de 2011

Aquellos maravillosos años.

Para empezar este blog, y como profesor de Física y Química que soy, me gustaría recordar una de las épocas más apasionantes en la historia de la ciencia, como fueron los primeros años del siglo XX, desde la publicación de la teoría de la relatividad de Einstein en 1905. En estos primeros años, los avances en la mecánica cuántica y en la estructura del átomo fueron espectaculares. Un puñando de científicos compartían sus conocimientos y sus avances en diferentes conferencias, siendo la más importante la de Solvay en 1927, donde se produjo la mayor agrupación de genios de la historia encabezados por un tal Albert Einstein........  Una anécdota muy famosa que ha quedado de esta conferencia fue la protagonizada por Albert Einstein y Niels Bohr cuando discutían acerca del "Principio de Incertidumbre" de Heisenberg. Einstein comentó "Dios no juega a los dados", a lo que Bohr le contestó "Einstein, deje de decirle a Dios lo que debe hacer con sus dados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada